Close

Mundo Rapanui

Mundo Rapanui

Recuerda que al llegar al Aeropuerto debes comprar el Ticket para poder visitar los sitios arqueológicos del Parque Nacional Rapa NuI.

Este pase te permite ingresar a los sitios arqueológicos, todas las veces que quieras, durante 10 días. Existen dos sitios que se pueden visitar una sola vez: Rano Raraku, la cantera de los moai, y Orongo, la aldea ceremonial.

Solo se puede comprar en las boleterías de Ma’u Henua, en el aeropuerto o en el centro del pueblo.

Escoge la vestimenta adecuada para comenzar tus excursiones. El clima de la isla es muy inestable, pudiendo variar de una mañana de lluvia torrencial a un mediodía soleado, caluroso y húmedo. Te recomendamos vestir como si fueras al gimnasio, con ropa cómoda, ligera y ventilada. Lleva protector solar, repelente de insectos y una chaqueta resistente al agua.

Sitios Arqueológicos.

Los sitios arqueológicos son, sin duda, lo que más quieres visitar. Te recomendamos los siguientes itinerarios para que puedas aprovechar bien tu estadía en Isla de Pascua.

Zona sur.

La Leyenda del Hombre-Pájaro. Excursión de medio día.

Comienza a descubrir Rapa Nui por el sector más cercano al pueblo. El volcán Rano Kau está a solo 15 minutos desde el aeropuerto, y es uno de los lugares favoritos de quienes esperan disfrutar en paz la energía de la isla. A continuación, la aldea ceremonial Orongo, a solo 5 minutos al sur del mirador del cráter, es una parada obligada, ya que en este sitio se desarrollaron actividades religiosas y políticas muy relevantes en la historia de la cultura Rapa Nui, como fue el culto a Make-Make, el dios creador, y el Tangata Manu, u Hombre-Pájaro. Finalmente, al bajar del volcán, gira hacia Vinapu, un sector cercano a la costa sur donde verás moai derribados junto a sus pukao o tocados, y una de las plataformas mejor talladas de la isla.

Costa Este.

La Llegada de Hotu Matu’a. Excursión de día completo.

Esta ruta cubre una de las mayores extensiones. El primer sitio a visitar es Ahu Akahanga. Este sitio te da una excelente idea del estado en que se encontraba Rapa Nui al momento de su descubrimiento. Plataformas con moai derribados, pukao, cavernas, y otros vestigios aqueológicos.

La cantera, Rano Raraku, también conocida como “la fábrica de los moai”.

Este es un sitio de visita obligada, ya que fue aquí donde los Rapa Nui tallaron casi la totalidad de las estatuas. A lo largo de su sendero encontrarás un centenar de moai en diferentes etapas de tallado, estilos y épocas, la mayoría en buen estado de conservación, casi como si estuviesen esperando su turno para ser transportados.

Podrás descubrir el moai más grande de la isla, el moai arrodillado, el moai con un tatuaje en su cuello y el moai que desenterró Thor Heyerdahl.

Tongariki. Es una de las postales más populares de la isla, y tiene muchas razones para serlo. Este sitio arqueológico comienza a recibir visitas desde antes de la salida del sol, y se mantiene muy ocupado hasta su cierre. Los 15 moai restaurados sobre la plataforma forman una imagen impresionante tanto por su altura como por su extensión, que llega a los 200 metros, siendo la estructura megalítica más grande de Sudamérica y la Polinesia.

Encontrarás el sector de Papa Vaka, con una gran cantidad de petroglifos con motivos marinos, entre los que destacan una gran canoa, peces, tortugas, pulpos y anzuelos. Otra detención recomendada es Te Pito Kura, el ombligo de luz, donde se encuentra una roca redonda, que según los ancestros, fue traída en barco a la isla por el ariki Hotu Matu’a, cargada de mana o energía protectora.

Junto a esta roca, el moai Paro, de casi 10 m y 82 tons, fue el más alto que se logró trasladar desde la cantera y erigir en su plataforma. Definitivamente, vale la pena la visita.

La cuna de la civilización Rapa Nui y una de las 25 playas más hermosas del mundo, Anakena es simplemente increíble y el mejor lugar para descansar tras un día de caminata. Dos plataformas restauradas protegen este sitio: Ahu Nau-Nau y Ahu Ature Huki. Bajo la arena se esconden más restos arqueológicos, por lo que debes caminar con precaución y seguir las indicaciones y respetar los límites. Disfruta de la playa de manera responsable, llevando tu basura de vuelta al pueblo.

Zona Centro y Costa Oeste.

No es necesario alejarse demasiado de Hanga Roa para encontrar qué hacer en Isla de Pascua. Por ejemplo, a menos de 20 minutos podrás encontrar Ahu Akivi, “Los siete exploradores”, una plataforma restaurada con siete moai, que esconde varios misterios debido a su ubicación y orientación.

En el camino, tienes la opción de seguir diferentes rutas. Una, hacia el sector de cavernas habilitadas para turistas, tales como Ana Te Pahu (la cueva de los plátanos) y Ana Kakenga (las dos ventanas), y otra ruta hacia Puna Pau, la cantera de los pukao (moños de piedra) a la cual se puede llegar también por la carretera hacia Anakena.

Además de ver el cerro desde donde se extraía la escoria roja, podrás gozar de una vista única del pueblo Hanga Roa.

Si decides visitar las cavernas, deberás ingresar a pie, ya que se encuentra en estado de recuperación y no se permite el acceso a vehículos. Además, debes ir con un guía para evitar transitar por sectores prohibidos y dañar la arqueología, y así poder descubrir los petroglifos y restos arqueológicos que en ellas hay. El recorrido debería tomar entre 3 a 4 horas, caminando desde Tahai hasta la salida cercana a Ahu Akivi, y volver al pueblo. Si deseas puedes tomar un tour, en el cual sólo deberás caminar 10 minutos desde el punto de control hasta la caverna Ana Te Pahu, la más grande de ellas. Si deseas reservar puedes hacerlo en el siguiente enlace (Tour Ahu Akivi y Ana Te Pahu)

Para seguir el recorrido arqueológico, Tahai cuenta con tres plataformas con sus moai restaurados, además de restos de casas bote, gallineros, hornos de piedra y otros restos. Aquí es posible encontrar el único Moai con ojos restaurados en toda la isla. Tahai es el sitio elegido por decenas de personas que esperan disfrutar uno de los maravillosos atardeceres que normalmente ofrece el Pacífico.

Costa Norte.

Inexplorado, salvaje, en bruto. La ruta más dramática e impactante de todas, y por la misma razón, una de las menos recorridas y de visita obligada con un guía local. Debes estar físicamente apto para caminar sin sendero definido, con rocas volcánicas que dificultan el avance, y lejos de la civilización por al menos 5 a 7 horas. Se le conoce como Hanga Oteo, y esconde los más variados restos arqueológicos que no verás en ningún otro sector de la isla. Plataformas laterales perpendiculares al océano, restos de casas bote, un moai negro, gallineros, refugios subterráneos, cavernas, petroglifos y hornos.

Es literalmente como si la vida se hubiese detenido hace siglos y todo permaneciera en el mismo lugar.

Si estás interesado en realizar esta ruta, consulta por la disponibilidad de guías con anticipación.

Trekking a los volcanes.

Si lo que quieres es tener contacto con la naturaleza y realizar ejercicio físico, te proponemos que visites los tres volcanes principales de la isla, con una distancia e inclinación similar, pero con diferentes atractivos.

El sendero para subir al Rano Kau comienza a los pies del volcán, cercano al sector Mataveri, donde se encontraba CONAF. Por aquí, caminando a través de un pequeño bosque, llegarás en cerca de 40 minutos al mirador del cráter. Es el trekking más corto y de menor dificultad, además de estar cercano al pueblo. Si quieres agregar un poco más, camina rodeando el cráter hasta llegar al otro extremo, lo que se conoce como mirador Kari-Kari. Se obtiene una increíble vista de los motu y el cráter al atardecer, pero debes portar linterna para tu regreso.

Si tu deseo es llegar al punto más alto de la isla, entonces el Maunga Terevaka es la opción. Existen varios senderos, pero los más transitados son dos, desde el sector de Ahu Akivi y otro en el sector de Vaitea. Ambos toman alrededor de 1:30 para llegar a la cima, desde la cual es posible ver en 360° toda la costa que rodea la isla. Además, en el camino es posible ver cráteres y restos arqueológicos, por lo que debes ir con un guía que conozca el sector.

Por último, el Poike es el volcán más alejado del pueblo, pero también uno de los más atractivos para hacer senderismo. Se encuentra en el extremo noreste de la isla, alejado del pueblo, y tardas cerca de 3 horas en completar la ruta.

En el recorrido, podrás visitar tres pequeños cerros o maunga, donde existen restos arqueológicos, cavernas, petroglifos e incluso moai. En el acantilado norte de este volcán se encuentra la “cueva de las vírgenes”, Ana o Keke, parte de la competencia del Tangata Manu. La visita deberá ser con un guía que conozca el sector debido a su aislamiento y peligrosidad.

Ya hemos cubierto prácticamente todos los sitios arqueológicos importantes de la isla. Con esto, deberías tener al menos 4 a 5 días de actividades bastante agotadoras.

Existen innumerables actividades y cosas que hacer en Isla de Pascua, por lo que te invitamos a seguir investigando sobre la cultura Rapa Nui.

 

Leave a comment

Facebook plugin is not configured. Please add a website for the facebook comments and a number of comments from the Dashboard > Suarez > Additional Options > Facebook.

Your name
Your email address
Website URL
Comment